¡Yumy-yam! Menopausia bien nutrida

Hoy quiero dedicar esta entrada a mis queridas co-menopáusicas, respondiendo a una solicitud de mis hermanas Saira y Lucía, quienes desean recetas recomendadas para nosotras, "damas otoñales" que, según cuentas, ya "cerramos edad"...Eso suena terrible, ¿qué es esa bobada de cerrar edad? Yo veo unas mujeres hermosas, energéticas, trabajando, haciendo deportes, realizando proyectos, nada que ver pues con las abuelitas de antaño, sentadas en sus mecedoras peinando canas y haciendo crochet....jajaja...pues que se tengan fino, ya que tenemos cuerda para rato.
Eso si, hay que ver como es la naturaleza con nosotras...cuando ya no podemos parir más hijos, nos quita las hormonas y nos vuelve propensas a un montón de enfermedades contra las que estabamos casi inmunizadas mientras teníamos todas nuestras hormonitas...pero, ¿saben que? ¡No nos vamos a dejar!
Entonces en este momento la alimentación se vuelve muy importante pues debemos integrar, si antes no lo habíamos hecho, una serie de productos que nos ayudarán a atenuar los síntomas molestos que padecemos (algunas afortunadas atraviesan la menopausia sin siquiera notarla).
Hay alimentos que se consideran básicos para nosotras en este período:
-La soya y todos sus derivados (tofu, miso, leche, salsa, etc)
-El lúpulo (se usa en la confección de cerveza). Podemos encontrar extracto o la planta en polvo, en tiendas naturistas, y se añade en pequeñísimas cantidades a las sopas, ensaladas, etc. Es bastante amargo.
-La salvia, en aromática (tisana), en ensaladas, y en montones de platos de carne, papas, pescados, etc. La podemos usar de la misma manera que el cilantro, el perejil, el tomillo...ya les daré recetas que la contengan.
-El té verde, preferiblemente helado, podemos tomar tres o cuatro vasos al día (mejor sin ázucar. ¿Sabían que el ázucar contribuye a la descalcificación?)
- Alimentos ricos en calcio. En este punto no hay un acuerdo, pues a algunos naturistas no les convencen mucho los lácteos y aconsejan aumentar el consumo de vegetales que lo contienen (hojas verdes, brócoli, garbanzos, fríjoles blancos, etc), granos, nueces, higos (brevas) y otros.
-El yam (o boniato o papa dulce), es básico. Desafortunadamente no se usa mucho en Colombia, pero creo que se puede conseguir. Es un tubérculo parecido a la papa o a la arracacha, de color salmón y puede hacerse frito, cocido, asado. Es muy versátil.
Por supuesto aquí no termina la lista, poco a poco iré integrando nuevos. No quiero que esta entrada se convierta en un "tratado" acerca de la menopausia.
La receta de hoy la llamaré Yumy-yam. Se me ocurrió en estos días como "sin querer queriendo" y quedó deliciosa. Se pelan los yams (hasta llegar a la pulpa realmente anaranjada, hay que retirar toda la capa "blancuzca" que es muy maluca), se parten en cuadritos de 2 cms, se ponen en un refractario, se les añade la mantequilla, el ázucar, la canela, la esencia de vainilla y la pizca de sal. Se introducen destapados en el horno precalentado a 350º (usé el hornito pequeño del pan).
Se voltean con cuidado cada quince minutos. Se chequean para verificar que no se estén quemando, hay que conocer el horno propio y no confiarse de las temperaturas que nos indican en las recetas. Calculo que para los cuatro yams medianos de esta receta debe tomar 45-50 minutos. Se darán cuenta que ellos producen bastante líquido, un indicador de que están listos es que el liquido se seca y ellos se ven glaseados (como barnizados con miel, pero no flotando en líquido). Se les agrega la crema de leche, se mezcla suavemente, tratando de no desbaratarlos (en este punto se vuelven un puré con mucha facilidad) y se deja reducir unos cinco minutos más.
Puede servirse como acompañante del plato principal o como postre en un platico individual con unas lonchitas de queso blanco fresco...¡mmm..yumy, yumy! Quedan ricos fríos o calientes

Yumy-yam
(6 porciones aprox)


4 yams medianos (10 cms de largo aprox)
4 cdas rebozadas de ázucar moreno
2 cdas de mantequilla
4 cucharadas de crema de leche.
1 cdita de esencia de vainilla
1/cdita de canela en polvo
Una pizca de sal

Horno precalentado a 350º. Los yams se pelan, se pican en cuadros de 2 cms y se ponen en un refractario destapado, con los demás ingredientes, excepto la crema de leche. Se voltean con cariñito cada quince minutos. Tardarán 45 -50 minutos. Cuando se ven secos y con un aspecto glaseado se les añade la crema de leche y se dejan reducir otros cinco minuticos. Servir como acompañantes del plato principal o como postre acompañados de queso blanco fresco.

2 comentarios:

maria isabel zapata dijo...

hola Patri,mi nombre es Gladys, soy amiga de Luchi y Zaira. Me gustaria que me ayudaras con una o varias recetas que me puedan ayudar a bajar un poco de peso, sobretodo con mi hijo menor quien apenas con 14 años es un poco obeso. Mi problema con el ( y conmigo) esque nos gusta mucho comer y disfrutar de la comida, de tal modo que me gustaria hacer recetas que podamos disfrutar de igual forma sin tener que hacer una dieta tan exigente. Aunque yo se que hay que cerrar la boquita jajaja.
Muchas gracias
Gladys Estrada.

Anónimo dijo...

Hola..
me puedes decir qeu son yams?? donde se consiguen a que saben??

Elizabeth.