Arroz con leche

El arroz con leche es un postre que se consume hace cientos de años en muchos países y que sufre ligeras variaciones según el lugar en que lo hacen, así puede ser que se use panela (piloncillo) o miel en vez de ázucar, se le añadan yemas de huevo o claras batidas a la nieve, uvas pasas o vino, e incluso ha llegado a convertirse en protagonista único de un establecimiento de postres en Nueva York, en donde lo venden en muchas versiones, sabores, colores y con diferentes acompañantes. A mis amigos neoyorquinos o a quienes vayan de paseo les recomiendo que se den una pasadita, además de que el local y los recipientes en que lo sirven son encantadores se darán cuenta de la gran variedad de postres que pueden crearse tomando como base el sencillito arroz con leche de toda la vida. Muchas de sus creaciones son absolutamente deliciosas. El lugar se llama Rice to Riches y su dirección es 37 Spring Street (entre Mott St y Mulberry St)
De verdad es muy fácil de hacer y sus ingredientes básicos son arroz, leche, ázucar y canela...de ahí en adelante se le puede añadir lo que su imaginación o antojo aporten.
Acá va mi versión, especialmente para Michelle quien lo probó en mi casa hace meses y me pidió la receta. Por un descuido imperdonable no había publicado aún la entrada pero "más vale tarde que nunca" dicen los incumplidos...

Ingredientes
  • 1 taza de arroz blanco de grano medio o semi-largo
  • 4 tazas de agua fría
  • 1 raja de canela
  • 1 pedazo de cáscara de naranja o limón (o ambas)
  • 1 pizca de nuez moscada rallada
  • 1 lata (400 grms) de leche condensada azucarada
  • 1 litro de leche fresca
  • canela en polvo
Se lava el arroz y -junto con la raja de canela, la pizca de nuez moscada y la cáscara de naranja- se pone en un recipiente con el agua fría a fuego medio durante 12 - 15 minutos, dependiendo del tipo de arroz y de la temperatura de la estufa. En todo caso el arroz no debe quedar completamente cocido, estando aún ligeramente duro lo colamos y desechamos el agua. Añadimos la leche fresca y la leche condensada, mezclamos bien, bajamos el calor y lo dejamos 25 - 30 minutos más para que el arroz termine de cocinarse y absorba el sabor de la leche y el ázucar. Al servirlo le espolvoreamos un poquito de canela en polvo. Debemos retirarlo del fuego cuando está todavía más líquido de como lo queremos comer, ya que él continuará absorbiendo leche mientras se enfría y espesará un poquito más.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

El sabado pasado prepare esta receta. Me quedo delicioso, recibi muchos cumplidos. Solo le hice un cambio, como no tenia nuez moscada le agregue una cucharadita y media de extracto de vainilla. ¡Resultado perfecto!

yanosky garcia dijo...

me gusta mucho el arroz con leche cremoso porque es muy suave y delicioso